¿Tienes alguna duda?

Hornos de brasa

Si buscas un Horno de Brasa, una combinación de parrilla y horno en una sola máquina de alto rendimiento, mira aquí. Los tenemos en diferentes precios y dimensiones. Y es que podrás hornear y cocinar todo tipo de alimentos para conseguir en sus platos el sabor único de la barbacoa. Nuestros hornos, barbacoas y parrillas funcionan con carbón, pero se pueden añadir pequeños trozos de madera y/o leña.

Los hornos en brasa, la nueva tendencia en hostelería

Los hornos de brasas son perfectos para hacer barbacoa y otras comidas tradicionales, pues son máquinas que al alcanzar altas temperaturas incrementan el rendimiento de la cocción, en cuanto a velocidad y calidad se refiere.

No están peleados con los hornos tradicionales. Sin embargo, a diferencia de la maquinaria convencional, estos le confieren un sabor característicos a nuestras comidas, además de proporcionar detalles estéticos envidiables.

Como resultado final tendremos una comida jugosa y de textura apetecible, mientras optimizamos el ahorro de energía, ya que la mayoría prescinde de conexión a gas o electricidad.

¿Qué es un horno brasa? ¿por qué conviene elegirlos?

Los hornos de brasas son instrumentos que se utilizan en hostelería por su potencia calórica, pues aprovechan el carbón como fuente de energía para sellar apropiadamente los alimentos a cocinar.

De esta manera, la cocción a la brasa evita que los alimentos hiervan o se cosan en exceso, para así mejora la textura y el sabor considerablemente. Por esto y mucho más, los hornos de brasas se posicionan como equipos de primera, dado a la versatilidad y rentabilidad que confieren.

De hecho, como en los restaurantes y bares de tapas se valora mucho la preparación de la carne, es importante que nuestro equipamiento ofrezca prestaciones más allá del sentido tradicional.

En los hornos de brasa, por ejemplo, podemos colocar directamente los alimentos sobre la fuente calórica, mientras que la mismo tiempo preparamos verduras, frutas y otra variedad de carnes. 

Ventajas de los hornos de brasa

Al igual que en los hornos de leña, en este tipo de hornos podemos hacer parrilladas de carne o pescado a la brasa, pero disfrutando de los beneficios del carbón en la alta cocina.

Y es que el carbón, al ser un material totalmente incandescente, acelera el proceso de cocción sin alterar el sabor ni la textura del producto. Dicho esto, tendremos un platillo que combinará el gusto de la comida al horno y a la parrilla.

Otra ventaja de los hornos de brasas es la capacidad que tienen para alcanzar elevadas temperaturas en poco tiempo, incrementando así el rendimiento general de nuestro equipo de trabajo.

En otras palabras, podremos servir deliciosos platillos en tiempo récord, sin que ello signifique arriesgar la cocción de los alimentos o sobrecargar al personal laboral.

Por otro lado, el material aislante de los hornos de brasas permiten erradicar el impacto del calor en las cocinas industriales, lo cual brinda mayor comodidad a la hora de preparar los platillos.

¿Cómo elegir un horno de brasa?

Además del precio, es importante recordar elegir en función de los requerimientos, necesidades y dimensiones de nuestra cocina. Además, debemos considerar aspectos claves como la instalación, la capacidad y el combustible, por citar algunos.

En este sentido, la distancia de la parrilla a las brasas debe oscilar entre los 15 y 20 centímetros, con respecto a los alimentos a cocinar; y como el humo siempre será un problema a corto y largo plaza, debemos instalar el horno bajo una campana extractora, pues garantizará mayor control y descontaminación en el ambiente.

La capacidad es un ítem, por lo que debemos considerarla de acuerdo al espacio disponible. Los hornos más pequeños pueden producir alrededor de 25 kg por hora, a diferencia de los hornos grandes que producen 150 kg, y abastecen a 150 comensales aproximadamente.

Por otro lado está el carbón, el cual funciona  como combustible para el horno. Pero, como no todos los tipos de carbón son iguales, es preciso conocer los más utilizados en hostelería.  

El carbón de coco, por ejemplo, a pesar de su costo, es un tipo de carbón ecológico y de gran potencia calorífica que no altera el sabor ni el olor de los alimentos a la parrilla, por lo que recomendamos ampliamente su uso.

Respecto a la temperatura y potencia, la mayoría de este tipo de hornos no sobrepasan los 350ºC, lo cual se asocia al consumo del carbón y se utiliza como temperatura máxima para cocinar a mayor escala.

Este aspecto está firmemente relacionado con la capacidad, la cual siempre será un parámetro primordial a considerar. De este modo, las capacidades de carga van desde los 3 kg a los 16 kg, dependiendo del tamaño y modelo del horno de brasas.

SIn duda, los hornos de brasas son potentes máquinas que han rentabilizado la oferta de la mayoría de los restaurantes, hoteles y bares en toda España. Por ello, en Hostelería UNO ofrecemos una gran variedad de equipos a precios de competencia. 

 Para más información… ¡contáctanos!