Total (sin IVA): 0,00 €

Cámaras Maduración Carne

Las cámaras de maduración de carne que hemos seleccionado te conquistarán. Conseguirás una maduración en seco, duradera y reposada. Disponemos de algunas cámaras de maduración de carne al mejor precio. Una cámara para maduración de carne es esencial en los negocios de hostelería con gran presencia de platos de diferentes carnes. Una carnicería, pero también asadores, restaurantes u hoteles necesitan de este equipo para mejorar el sabor y textura de las carnes

La nevera para madurar carne que necesitas la tienes en esta sección. Cámaras para madurar carne con diferentes capacidades, estantes y ganchos para colgar las piezas carne. Las puedes encontrar con puerta opaca y puerta de cristal tipo vitrina. Nuestros armarios de maduración de carne son de Fabricación Europea en acero inoxidable. ideal para carnicerías y negocios de hostelería ¡Las cámaras de maduración más baratas las tienes a la venta en esta sección de Hostelería UNO! Envío rápido a toda España.

Cámaras de maduración de carne para carnicería

Los beneficios de madurar la carne en cámaras especiales son muy reconocidos. El objetivo es conseguir que la carne sea más tierna y sabrosa, especialmente en carnes de porcino, bovino, ovino o vacuno. En esta sección hemos recopilado las mejores cámaras al mejor precio.

Nuestra experiencia seleccionando cámaras para maduración de carne de fabricantes de España y Europa nos permite garantizar la mejor calidad. Una calidad indiscutible a precios muy competitivos para cualquier negocio de hostelería o carnicerías.

La materia prima puede ser muy variable y muchos factores afectan al sabor y la textura de las carnes. Pero los filetes de carne que puedes obtener tras un proceso de maduración son indiscutiblemente superiores en calidad y sabor. La satisfacción del consumidor es total.

Vitrinas para carnes maduración

Las vitrinas para carnes maduración están causando sensación en los negocios de hostelería. Y es que se han convertido en expositores para esos cortes de calidad que necesitan un mimo especial.

¡Carne que apetece con solo verla! Y esto es justo los que las vitrinas para carnes maduración pueden hacer por ti. Llamarán la atención de tus clientes para que vendas más y mejor producto.

Además, mantendrán tu producto en mejores condiciones y por más tiempo.

Cámaras para madurar la carne en hostelería

Estas cámaras para madurar la carne que podrás encontrar en Hostelería UNO te conquistarán. Tendrás una maduración en seco, reposada y por más tiempo ¿imaginas cómo estarán esas carnes cuando las cocines?

Pues esa será tu aportación de valor y tu distinción; una carne jugosa, madurada en unas condiciones controladas y con un sabor único. Verás que hay inversiones que son auténticos aciertos. Algo que tu negocio no puede dejar pasar.

¿Estás buscando cámaras para madurar la carne de hostelería? Aquí te presentamos una selección de los equipos con mejor relación calidad precio del mercado.

Vitrinas de maduración de carne en seco con puerta de cristal o puerta opaca

Así podrás escoger los armarios que más te interesan ¿vas a colocarlos en tu cocina o como parte del atrezzo de tu local? En cualquier caso, el resultado vale la pena.

Prueba las cámaras para madurar la carne y reduce las mermas en tu negocio. Seguro que tu bolsillo también lo nota. Y ya sabes, en Hostelería UNO.

Armarios de maduración de carne: una inversión rentable

Incorporar armarios de maduración de carne en las cocinas es algo cada vez más habitual. Conseguir una carne envejecida con un sabor extra vale la pena y los consumidores están dispuestos a pagar por ello. Más ingresos sin subir los precios del resto de la carta.

Con 3 o 4 cargas completas de carne se recupera la inversión en la cámara. Las piezas de carne maduradas en su interior duplican su valor en las 4 a 6 semanas posteriores. De esta forma la inversión realizada en el armario se recupera en un máximo de 6 meses.

Tan solo hay que incluir las carnes maduradas en la carta para satisfacer a los consumidores más exigentes. Estos están dispuestos a pagar precios elevados por carnes de su gusto. El resultado: una carta más gourmet y una mayor rentabilidad para el negocio.