¿Tienes alguna duda?

Asadores de Pollos

Disponemos de una amplia gama de asadores de pollos profesionales para hostelería de varias características y tamaños. Dentro de sus características principales, podemos destacar si son asadores de Gas, de leña, eléctricos o planetarios. Nuestras máquinas para asar pollos son nuevos y son ideales para cualquier negocios de hostelería con servicio de asador de pollos. 

Asadores de pollos: qué son y cómo funcionan

Los asadores de pollos son máquinas en formato tipo armario que permite realizar la cocción, preparación y asado de los pollos asados. Este tipo de maquinaria es de uso habitual en asadores y pollerías e incorporan una serie de espadas en las que se insertan los pollos para que se cocinen una vez se ponga en marcha.

Estos asadores de pollos permiten aprovechar los jugos y la grasa de los pollos a la vez que se cocina la carne, consiguiendo un resultado final con gran sabor que recuerda al asado tradicional. Los jugos y la grasa van cayendo desde los pollos situados en la espada superior a los situados inmediatamente debajo.

A su vez los jugos caen en un recogedor ubicado en la zona inferior del asador, donde se puede extraer y utilizar para impregnar a los pollos de la espada superior de nuevo.

Existen muchas formas de clasificar los diferentes tipos de asadores de pollos que podemos encontrar en el mercado en la actualidad, pero la forma más interesante es la que se muestra a continuación:

Asadores de pollo según la disposición de las espadas

En función de la disposición interna de las espadas en las que se colocarán los pollos, los asadores de pollos pueden ser:

Asador de espada simple

Un asador de pollos de espada simple es el que tiene una única espada en cada plano de manera que quedan unas por encima de otras pero no en la misma línea. Según el número de espadas se pueden clasificar como asadores de sobre ruedas (6-8 espadas) o de sobremesa (2-4 espadas)

Asador de espada doble

Un asador de pollos de doble espada cuenta con dos espadas en el mismo plano, una ubicada más cerca de la zona trasera y otra dando al primer plano hacia el exterior. Este tipo de asadores permiten aprovechar mejor el espacio y la energía. Y es que cuando los pollos de la espada interior están listos, los del primer plano, que ya están un poco precocinados, pasan a la zona interior más próxima a los quemadores. Esto es fundamental para reducir el tiempo de horneado.

Asadores de pollo según la fuente de energía

Asadores a GAS

Los asadores a GAS son una modalidad de asador de pollos que se calientan a través de quemadores de gas. Este tipo de asadores funcionan a través de gases como el gas natural, el propano o el butano y son de uso habitual en todo tipo de asadores. La ventaja fundamental de esta tecnología es que permite abarcar un rango de potencia muy variado, desde los más pequeños con 3.3 kW hasta los de mayor capacidad con 36 kW.

Asadores de Leña

Los asadores de leña son los más tradicionales de todos los tipos de asadores y los preferidos por quienes desean saborear un pollo al horno con sabor auténtico al asado tradicional.

Su gran aceptación hace que muchos negocios opten por esta modalidad, aunque quizás resultan menos prácticos si se tiene que realizar una producción masiva de pollos. En cualquier caso, la leña situada en los extremos de la máquina aporta un sabor muy interesante, ideal para asadores gourmet.

Asadores Planetarios

Los asadores planetarios, también conocidos como asadores multirotativos, cuentan con dos motores que permiten cocinar más pollos en el mismo espacio, aprovechando mejor la capacidad del asador.

Un motor controla el movimiento giratorio de las espadas en las que se colocan los pollos y el otro controla el movimiento del bombo en el que las propias espadas se enganchan agrupadas. Esta doble rotación hace que el pollo consiga una textura más jugosa. Además ayudan a ahorrar energía (gas, electricidad…).

Asador multi-rotativos

El funcionamiento de los asadores multi-rotativos ya lo hemos descrito más arriba. Las espadas con los pollos van girando sobre sí mismas y respecto al bombo en el que están insertadas varias de ellas a la vez.

Asadores eléctricos

Los asadores eléctricos han ido ganando peso en los últimos años en el mercado, aunque hay que tener en cuenta el coste energético si se realiza un uso intensivo. Este tipo de asadores producen el calor gracias a la presencia de resistencias eléctricas, aunque también existen modelos con vitrocerámica. Un tipo de asador más limpio e higiénico.

Los asadores eléctricos son aquellos que usan la electricidad como sistema para asar y cocinar los pollos que se introducen en el equipo. Estos asadores cuentan con un sistema de espadas en el que se ensartan los pollos por filas de frente a un mural con quemadores de vitrocerámica que cocinan los pollos. También existen modelos que usan resistencias blindadas en lugar de vitrocerámica. Un sistema limpio y eficiente que evita la necesidad de instalar una salida de humos.

Los asadores de pollos eléctricos son asadores fabricados en acero inoxidable para garantizar su máxima resistencia y durabilidad. Estos asadores incluyen un mando de regulación para gestionar el funcionamiento del mismo según las necesidades de cocción de cada momento. Todos los modelos incluyen también unos cristales protectores en la zona frontal.

Para facilitar la apertura de los asadores eléctricos se suele incluir unas asas de apertura aislantes para evitar quemaduras. La luz interior, la existencia de una bandeja de recogida de los jugos de los pollos o el uso de espadas de acero inoxidable también son características comunes a la mayoría de asadores eléctricos.

Existen modelos con capacidad de asar 3 pollos por espada y otros pueden asumir hasta 5 pollos por espada. Y modelos con una capacidad de asar 3 pollos a la vez, los más pequeños; hasta 40 pollos a la vez, en los modelos de mayor tamaño. En cuanto al número de espadas, la cantidad oscila entre 1 y 8 espadas según el tamaño del equipo.

Ventajas de los asadores eléctricos

Los asadores de pollos eléctricos ofrecen ventajas tan interesantes como las siguientes:

Facilidad de instalación

Las máquinas eléctricas para asar pollos ofrecen un proceso de instalación sencillo y rápido a los negocios. Este tipo de asadores tan solo necesitan su conexión a la corriente eléctrica a través de un enchufe para entrar en funcionamiento. Normalmente suele ser necesario la instalación de un cable a tierra, algo que un profesional realiza en poco tiempo.

Menor riesgo

Los asadores de pollos eléctricos son equipos que no necesitan de una instalación de gas para su funcionamiento. Con ello se evita el riesgo que este tipo de instalaciones aportan a los negocios si algo falla en los conductos o si hay alguna avería no detectada a tiempo. Este menor riesgo aporta una mayor tranquilidad.

Eficiencia energética

Los asadores eléctricos que el mercado ofrece en la actualidad son muy eficientes en materia energética. Además de un consumo de electricidad más reducido que los modelos de hace pocos años, el ahorro se multiplica si el negocio cuenta con una instalación de autoconsumo de energía a través de paneles solares. De esta forma la elaboración de los pollos tendría un coste cercano a cero para el negocio.

Los asadores de pollos eléctricos son también unas máquinas muy cómodas para manejar en el día a día y para limpiar tras cada jornada de trabajo. Una opción que cada vez más asadores tienen en cuenta para su negocio.