Llamar

¿QUIÉRES QUE TE LLAMEMOS?


Abatidores de temperatura

Abatidores de temperatura para restaurantes y negocios profesionales del sector de la Hostelería. El abatidor de temperatura (sistema de enfriamiento rápido de los alimentos) es una herramienta imprescindible en las cocinas profesionales. Debajo de nuestros abatidores de cocina te explicamos que es y para que sirve un abatidor de temperatura ¡[email protected] a Hostelería UNO!

¿Qué es un Abatidor de Temperatura?

Un abatidor de temperatura es un instrumento elemental en las cocinas profesionales, así que se pueden encontrar en todo tipo de restaurantes, hoteles o bares. Este elemento permite el enfriamiento rápido de los alimentos, un proceso necesario para reducir las posibilidades del crecimiento de bacterias en los alimentos cocinados. Para ello, la congelación rápida ofrecida por estos abatidores resulta la forma más efectiva y eficaz de acabar con estas bacterias

No hay nada peor para la reputación de un negocio que poner en riesgo la salud de los clientes por servir alimentos que puedan contener bacterias que causen estragos en la salud de las personas. Por tanto estos abatidores son fundamentales y seguro que has llegado hasta aquí porque sabes lo importante que es para tu negocio.

Qué resultados se consiguen con un abatidor de temperatura

Gracias al abatidor se produce una congelación rápida de los alimentos introducidos en su interior. Esto se produce a través de un enfriamiento interno del alimento que se acaba de cocer en un tiempo muy reducido. El resultado no es otro que alejar la posibilidad de la proliferación bacteriana a la vez que se consigue que los alimentos conserven todas sus propiedades, sabor y texturas de manera intacta.

Por qué necesitas un abatidor de temperatura en tu negocio

Un abatidor de temperatura cumple un buen número de funciones en cualquier negocio. En primer lugar aporta la higiene y la seguridad necesaria en las comidas recién preparadas impidiendo que surjan microorganismos en su interior.

Una vez un producto o alimento ha sido abatido se puede consumir en un periodo de 5 a 7 días conservando todo su sabor, olor y textura. Si se opta por la congelación la duración del producto puede prolongarse varios meses.

El abatidor también resulta de utilidad para mantener la calidad de los productos, ya que los clientes los percibirán como si fueran frescos, lo que fomenta el ahorro en los negocios evitando el desperdicio de alimentos.

En definitiva se trata de un elemento de uso imprescindible en las cocinas de hoteles y restaurantes para ofrecer alimentos 100% seguros.