¿Tienes alguna duda?


Estamos para ayudarte

¿Tienes alguna duda?
Total (sin IVA): 0,00 €

Mesas Refrigeradas

Aquí tenemos mesas Frías refrigeradas de trabajo para Hostelería. Les ofrecemos una amplia gama de las mejores marcas de Bajo Mostradores o Mesas Frías Refrigeradas para mantener sus productos frescos por mas tiempo. Las mesas frías o bajo mostradores son un tipo de cámaras frigoríficas, que se suelen colocar en las cocinas de los negocios hosteleros, haciendo una doble función: como cámara de ingredientes para la elaboración de alimentos y como mesa de trabajo.

Mesas Frías Refrigeradas de trabajo

Parte del mobiliario al que se le da más utilidad en los negocios de hostelería y restauración son las mesas frías. Sobre todo cuando llegan épocas de más calor y altas temperaturas.

Y es que las mesas frías tienen un papel muy funcional en cualquier cocina industrial que se precie, ya que nos facilita el trabajo. Porque además de esa utilidad que se les atribuye, protegen a los negocios frente a posibles alteraciones alimentarias.

Tu bajo mostrador para Hostelería

Por ejemplo, cuando hablamos de platos fríos o alimentos que se sirven crudos (Steak tartar, sashimis, makis, carpaccios, ensaladas) resulta esencial para su conservación.

Estos bajo mostradores, además de ser prácticos como encimeras y para la elaboración de los platos o, lo que se conoce como el emplatado de los mismos, aportan ligereza a los servicios. Porque permiten preparar con antelación la comida que se va a servir.

Los camareros sabrán apreciar especialmente las mesas. Pero también los cocineros y el personal de cocina. ¿Cuánto miedo le tienes en verano a las mayonesas y salsas frías?

Estos bajo mostradores serán tus aliados contra la proliferación de bacterias debidas a los cambios de temperatura o el calor. Como ves, se trata de mobiliario que sin duda hay que considerar adquirir.

En qué negocios son más útiles las mesas frías refrigeradas

Las mesas frías resultan imprescindibles, tal y como comentábamos, en negocios de hostelería como restaurantes, salones de banquetes y cocinas industriales.

También para negocios relacionados con la alimentación o donde se confeccionan múltiples menús al día, por ejemplo, para colegios. También para hoteles y hostales. Y en general para cualquier negocio de hostelería.

Recuerda que sus ventajas son:

Más rapidez a la hora de servir grandes cantidades de platos.

Más comodidad para la conservación de menús.

Más seguridad y salubridad para los alimentos y salsas.

Todos los hosteleros queremos ofrecer nuestros productos en las mejores condiciones posibles. Además, de ser capaces de atender a nuestros comensales en tiempo récord sin que la calidad se resienta por ello.

Como ves, las mesas frías pueden ayudar considerablemente a tu negocio de hostelería. Mejorando la calidad, seguridad y rapidez con la que puedes ofrecer cada uno de los platos que elabores.