Vitrinas de ingredientes

Vitrinas de ingredientes con cubetas y tapas para restaurantes y Hostelería. Ya sea para hacer pizzas o cualquier alimento de forma rápida teniendo a mano los ingredientes en cubetas gastronorm.

Las ventajas de las vitrinas de ingredientes en hostelería y restaurantes

Las vitrinas de ingredientes siempre han sido elementos imprescindibles en la manipulación de alimentos, pues permiten exhibir y conservar la variedad de platillos a servir.

Son muy habituales en los bares, pizzerías, panaderías, comedores, locales de fast food, y en todo negocio de hostelería. Son vitrinas especiales diseñadas principalmente para conservar y ordenar ensaladas, pizzas, sándwiches y todo tipo de alimentos que requieran de temperaturas específicas.  

De esta forma, las vitrinas de ingredientes se consideran instrumentos realmente prácticos para el personal de hostelería, ya que su misión se basa en facilitar la interacción con la clientela, mientras promovemos los servicios de buffet o autoservicio de manera organizada.

Ventajas de las vitrinas de ingredientes

Las vitrinas de ingredientes son realmente útiles en los servicios de menú que demandan la combinación de diferentes elementos. Con ellas podemos organizar cada ingrediente, además de facilitar el alcance y brindar mayor practicidad a quien sirve.

Además, la exhibición de los alimentos permite a los clientes comprobar la calidad y el aspecto de los mismos, influyendo directamente sobre sus decisiones de compra.  

Pero, las ventajas de las vitrinas de ingredientes no sólo se limitan al detalle estético, ya que también impiden que el calor o el frío exterior afecten negativamente a los alimentos a degustar.

De esta manera, mediante su tecnología especializada en recubrimientos, evitan que la comida entre en contacto con agentes contaminantes de cualquier tipo, cumpliendo a cabalidad con las normas de seguridad e higiene.

Por otra parte, la gama de accesorios para ingredientes facilitan el proceso de mantenimiento a la hora de organizar y retirar los alimentos, de manera que son fáciles de utilizar a la hora de prestar nuestros servicios de restauración.

Tipos de vitrinas de ingredientes

En la industria, podemos encontrar vitrinas de ingredientes calientes y de refrigeración. Las primeras generalmente integran cubetas y tapaderas que sirven para depositar los alimentos, mientras conservan el calor y el aroma de los mismos.

Este tipo de vitrinas pueden colocarse sobre encimeras, y cuentan con un cristal en la parte frontal que evita la contaminación de los alimentos a servir.

A su vez, pueden integrar puertas corredizas que facilitan el acceso y otorgan mayor practicidad y seguridad. Son elementos bastante resistentes y versátiles, de manera que podemos encontrar una gran variedad de modelos, precios y ofertas.

Las vitrinas con sistemas de refrigeración, por otro lado, suelen ser de frío estático y es uno de los sistemas más afectivo dentro de la conservación de alimentos.

Al contrario del calor, el frío posee mayor densidad y puede mantener la humedad de los productos sin problema alguno, lo cual es conveniente para evitar la pérdida de propiedades en la materia prima.

Por lo tanto, las vitrinas de ingredientes por refrigeración, son propicias para aquellos negocios de hostelería que pertenecen al sector de carnes frescas y preparadas.

Características de las vitrinas para ingredientes

Cada modelo y tipo de vitrina se especializa en un área particular que van desde la conservación de toppings hasta de yogures y helados. Este tipo de maquinaria puede incorporar moto o grupo remoto, y se consideran equipamientos bastante versátiles y sofisticados. 

La diversidad en tamaños permite adaptabilidad, y los sistemas de iluminación de última generación confiere mayor comodidad y seguridad a la hora de manipular alimentos.

La mayoría de los modelos son compactos y no precisan de una instalación complejo, de manera que la posibilidad de personalidad la máquina, según las conveniencias de cada local comercial, es bastante amplia.

Sistema y rango de temperatura

Existen  vitrinas de placa fría, con tapa de cristal curvo y del grupo frigorífico incorporado que integran sistemas de cerrado abatible para facilitar la accesibilidad frontal.

A su vez, integran sistemas de aislamiento a base de poliuretano inyectado y los modelos modernizados poseen control digital de temperatura bastante fácil de comprender y configurar.

Generalmente el rango de temperatura recomendado en la conservación de alimentos es de +2 a +8ºC. De esta manera queda claro que no son congeladores, sino maquinaria especializada en el mantenimiento de ingredientes.

Además, son aparatos bastante eficientes y fabricados para gestionar el consumo de energía de manera inteligente y racional. Sin duda, son equipos necesarios que, como emprendedores del sector de hostelería y restauración, debemos incorporar en nuestro negocio lo antes posible.