Carnicerías - Charcuterías

Equipamiento y maquinaria industrial para carnicerías y charcuterías profesionales. El mejor equipamiento para carnicerías y charcuterías.

Maquinaria de carnicería

En esta sección de maquinaria de carnicería podrás encontrar una selección de los mejores equipos de trabajo para cualquier carnicería. Trabajar con carne hace necesario el uso de elementos de la máxima calidad, respetuosos con el producto del cliente y sobre todo higiénicos y anti bacterianos.

Qué maquinaria comprar para una carnicería

Algunos elementos son fundamentales en cualquier carnicería. Así que tanto si estás pensando en abrir un negocio o en renovar los equipos de tu carnicería deberías elegir algunos elementos de manera obligatoria para el buen funcionamiento del mismo. Un claro ejemplo es la sierra inoxidable, un equipo esencial para el corte de grandes piezas de carne, para el corte de huesos o para carnes congeladas.

La picadora de carne también es una maquinaria de uso habitual en cualquier carnicería. La carne picada es muy demandada por los consumidores y además puede ser de utilidad para vender productos como salchichas o albóndigas. Tan solo hay que elegir el tamaño de la picadora en función de las necesidades del negocio.

Una buena amasadora también puede ser muy necesaria en cualquier carnicería para conseguir una mezcla de calidad en el preparado de carnes procesadas, como por ejemplo las hamburguesas. Relacionado con las hamburguesas, también es necesario adquirir un aplasta hamburguesa para que queden todas iguales en tamaño y forma.

Las cortadoras de correa o de engrane también son de uso habitual en las carnicerías, fundamental para el corte de carnes y embutidos de manera profesional y satisfactoria para los clientes.

Qué tener en cuenta al comprar maquinaria de carnicería

Al realizar una compra de diversas maquinarias de carnicería para tu negocio debes considerar ciertos aspectos para tomar una decisión acertada. En primer lugar debes ser consciente del espacio con el que cuentas para que, en función de ello, elijas máquinas de un tamaño u otro para que encajen a la perfección en el espacio.

También se debe tener en cuenta el material en el que están fabricadas, puesto que el uso continuado en la carnicería no admite máquinas de baja calidad que se deterioran con facilidad.