¿Tienes alguna duda?

Vitrinas de Tapas

Las vitrinas de tapas son de uso habitual en todo tipo de bares y restaurantes para mostrar y conservar las tapas frías. Este tipo de vitrinas para tapas son, además, obligatorias por ley si se desea poner las tapas a la vista del cliente. Son fundamentales para proteger las tapas de cualquier contacto con el exterior a la vez que se mantienen frías gracias a la refrigeración de la vitrina. Vitrinas de bar para tapas frías. Todas nuestras vitrinas son de Fabricación Europea y se pueden financiar online sin papeleos. 

¿Cómo escoger una vitrina de tapas frías?

Para escoger una vitrina de tapas frías hay que prestar especial atención a tres aspectos fundamentales, que son:

Vitrinas simples o dobles

Una vitrina de tapas puede ser simple o doble. Las vitrinas simples ofrecen una única altura y es suficiente para bares con una carta limitada de tapas (alioli, ensaladilla, boquerones en vinagre…). Si el bar necesita una mayor capacidad de exposición de tapas es mejor una vitrina doble, que suele incorporar una división horizontal que duplica el espacio de exposición de la vitrina.

Vitrinas de cristal recto o curvo

vitrina de barra para tapas puede usar un cristal curvo o un cristal recto en su diseño exterior. Este aspecto no afecta a la conservación del producto y su elección se reduce simplemente a motivos estéticos. El cristal recto es recomendado para bares o restaurantes más clásicos, mientras que las vitrinas curvas son más recomendadas para aportar un toque de modernidad.

Vitrinas con motor integrado o remoto

Las vitrinas para tapas frías necesitan de un motor para la refrigeración del espacio interior. Este motor puede estar integrado junto a la vitrina, que es lo más habitual; o tratarse de un motor externo que debe colocarse en un espacio aparta de la vitrina y que se conecta a esta a través de un cableado. Si bien las segundas son más económicas, lo más recomendable es optar por vitrinas de motor integrado por su sencilla instalación.

¿Por qué comprar una vitrina para tapas frías?

Comprar una vitrina para tapas frías es algo básico en cualquier negocio de hostelería. Puede haber muchos motivos, pero el fundamental es que resulta obligatorio por leyes tanto de ámbito autonómico como estatal. Los alimentos deben estar protegidos del exterior y a una temperatura adecuada.

Otro motivo es la mayor higiene y salubridad, ya que se evita que insectos, estornudos o cualquier agente externo se deposite sobre las tapas. También es importante para dar una mejor publicidad de las tapas del establecimiento. Con una vitrina de tapas con 6 o más bandejas se puede mostrar la calidad de las tapas, y con un simple vistazo los clientes pueden convencerse de la tapa que van a degustar a continuación.

Sin olvidar que ayuda a ahorrar tiempo. El cliente comprueba por sí mismo qué tapas frías están disponibles sin necesidad de preguntar al camarero o encargado del establecimiento. En último lugar, la gran variedad de vitrinas para tapas frías que existen en el mercado son también una oportunidad para apostar por diseños atractivos que mejoren la imagen y la reputación del establecimiento.