¿Tienes alguna duda?
Total (sin IVA): 0,00 €

Máquina Granizadora

Granizadoras para Negocios de Hostelería y Heladerías. Máquinas profesionales para hacer granizados ideal para el sector de la hostelería. Máquinas granizadoras de varias capacidades, tamaños, tipos, marcas y modelos, siempre con las más altas prestaciones y al mejor precio.

Granizadoras industriales

Un granizado viendo el atardecer o en un mediodía de verano es una bebida refrescante que permite combatir el calor en todo tipo de locales. Si tienes un bar, cafetería, restaurante o quiosco, una granizadora industrial puede ser la mejor apuesta para alegrar el día a tus clientes.

¿Cómo funciona una granizadora?

Las granizadoras funcionan con un sistema muy sencillo de enfriamiento del líquido de sabor (naranja, limón, fresa, cola…) hasta convertirlo en un estado semisólido muy refrescante. Una granizadora puede tener una, dos o hasta tres cubas para poder vender granizados con sabores diferentes. Destacan por su mantenimiento sencillo y porque no necesitan apenas cuidados.

¿Cómo elegir una granizadora para tu negocio?

Al comprar una granizadora hay que valorar una serie de cualidades de las mismas. En primer lugar hay que elegir el número de cubas (generalmente entre 1 y 3) en función del número de sabores que se desee vender. Además del número de cubas, hay que elegir el tamaño, en litros, de cada una de ellas.

La capacidad de las cubas oscila entre los 6 litros de las más pequeñas y los 14 litros de las más grandes. Existen diferentes combinaciones (1 cuba de 6 litros, 1 cuba de 14 litros, 2 cubas de 12 litros, etc.) entre las que se puede elegir.

Otras cualidades a tener en cuenta son el sistema anti-goteo del grifo, para evitar que se desperdicie granizado; que el dispensador sea extraíble para su limpieza; o la potencia frigorífica, ya que de ello depende el tiempo que tarda en convertir en granizado el tanque tras su preparación.

Partes de una máquina de hacer granizados

Las partes más importantes de una máquina para hacer granizados son:

Depósito

También conocido como cuba o tanque de la granizadora. En su interior se mantiene la bebida a la temperatura idónea para su congelación pero evitando el apelmazamiento en bloque gracias al sistema interno de palas en movimiento. Es una parte fácil de montar y desmontar para una limpieza e higiene adecuadas.

Sistema de frío

Sistema ubicado bajo el depósito que consta de un motor que impulsa el gas refrigerante. Este sistema tiene una velocidad variable y se puede controlar para conseguir la densidad preferida en el granizado.

Palas

Las palas, generalmente de plástico, mueven el líquido en el interior de la cuba para evitar su solidificación. Dependiendo de la capacidad del depósito se colocan en posición horizontal o vertical, aunque su cometido es el mismo.

Dispensador

A través del dispensador se vierte el granizado en los vasos. Lo ideal es que sea extraíble, desmontable y con sistema antigoteo, tanto por higiene de la máquina granizadora como para evitar pérdidas del producto. Normalmente funciona con un sistema de palanca muy sencillo de manejar.