+34 913572462

Historia y origen de la pizza

Consejos, Maquinaria, Trucos

historia origen pizza

Hablar del origen de la pizza no es fácil, puesto que son muchas las culturas y civilizaciones detrás de un platillo que, con el tiempo, fue evolucionando hasta convertirse en lo que es hoy.

De hecho, la historia romana y griega demuestran cómo el uso del pan siempre fue parte de las culturas mediterráneas, y como su empleo fue cambiando de acuerdo a la unificación de antiguas civilizaciones, que dieron origen a nuevas sociedades.  

Pero, para resumir un poco las cosas, podemos afirmar que todo terminó consolidándose en la actual Nápoles, y gracias a ello, ya no tenemos que tomar un avión para degustar de la clásica Margarita o de la singular calzone.  

Sí, hablar de los orígenes de uno de los platillos más famosos del mundo no es tan sencillo, pero sin lugar a dudas, vale la pena intentarlo…

Los orígenes de la pizza

Para comenzar, será necesario analizar por separado los ingredientes básicos de la pizza tradicional, ya que la masa de pan, la salsa de tomate y el queso, son factores que pueden ayudarnos a determinar el origen del platillo.  

El tomate, por ejemplo, llegó a Europa a mediados del siglo XVI, pero no fue hasta finales del siglo XVII que la población lo adoptó como un alimento apto para el consumo humano, es decir que, la pizza nunca pudo haber sido presentada antes del siglo XVII.

Sin embargo, el pan es parte fundamental de la dieta del hombre desde hace más de 8.000 a.C y el queso se ha consumido desde tiempos remotos, por lo que existe documentación de un plato mucho más rudimentario, que excluía al tomate de la receta.

Los autores romanos describen como el empleo del queso, el condimento y los panes planos siempre han estado presentes en las diversas culturas del mediterráneo. De hecho, es probable que los panes de ese entonces, aliñados con aceite de oliva, perejil y orégano, dieran lugar al calzone, una vez el pan comienza a servirse plegado sobre sí mismo.

Cuando el tomate llega a Italia en 1554, las reglas del juego cambian y se legaliza el consumo del mismo. En las áreas más pobres de Nápoles, empezaron a añadirle salsa de tomate a las nuevas recetas de pan con levadura, y una nuevo plato comienza a servirse en las mesas de las familias.

De esta manera, podemos decir que la necesidad, al margen del sentido de innovación, llevo a las familias italianas más pobres a experimentar con los pocos ingredientes que tenían a la mano. Pronto, el platillo adquiere fama, y personas de todas partes de la ciudad se acercan a dichas zonas para degustar el delicioso aperitivo.

Etimología de la palabra «pizza»

Se sabe que la palabra <<pizza>> deriva de la antigua palabra <<pinsa>>, participio del verbo pasado italiano que significa “machacar” o “aplastar”, lo cual hace referencia a la técnica utilizada a la hora de elaborar la masa de la pizza.

Si bien, en Nápoles ya la palabra se utilizaba para describir las tradiciones “pizzas blancas”, no fue hasta la aparición de la pizza marinara o napolitana que la palabra empezó a emplearse únicamente para hacer referencia al nuevo platillo.

Desde Nápoles para toda Italia

Así, la pizza se expande por todo el territorio italiano y además, deja de catalogarse como “plato de gente humilde”, ya que la reina María Carolina d’Asburgo Lorena, esposa del rey de Nápoles, Ferdinando IV, al quedar encantada con la nueva pizza, ordena construir un horno especial en el palacio real para poder servir pizzas a sus invitados de honor.

Fue así como la aristocracia europea se interesa y familiariza por el plato, y gracias al consumo creciente, comienza a propagarse por puntos claves de Italia. Las grandes panaderías lideradas por napolitanos aprovechan el interés y la ola migratoria  proveniente del sur para elaborar pizzas, convirtiendo el platillo en una especialidad regional.

Pero, no fue hasta la Segunda Guerra Mundial que la pizza logró llegar a toda la población italiana, ya que se trataba de una receta fácil, rica, saludable y rentable para todas las familias.

La pizza sale al resto del mundo

Con la gran recesión europea, muchos se vieron en la necesidad de emigrar hacia América, de manera que muchos inmigrantes italianos llegaron a Estados Unidos y al compartir parte de sus costumbres culinarias, el consumo de la pizza fue tomando auge.

Además, muchos soldados americanos se acostumbraron al sabor de la pizza durante su estadía en Italia durante la Segunda Guerra Mundial, e influenciaron el nivel de ventas en EE.UU. Para obtener una gran pizza es necesario contar con un horno pensado específico para pizzas.

Ahora, la pizza aparecería en comerciales y campañas políticas, por lo que en 1957 los hermanos Celentano lograron patentar y comercializar las primeras pizzas congeladas, iniciando el nuevo concepto de “comida rápida”, el cual más tarde conquistaría al resto de América. 

Hosteleria UNO

Hostelería UNO

En Hostelería UNO ayudamos a profesionales del sector de la hostelería. Distribuimos maquinaria, mobiliario, suministros y material de hostelería directamente de fábrica a través de nuestra Tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Don`t copy text!