+34 913572462

Campana Extractora sin Salida de Humos

Consejos, Maquinaria, Trucos

Campana Extractora sin Salida de Humos

En la actualidad las cocinas, ya sea en el hogar o en el negocio, no son nada si no se tiene una buena campana extractora. Si bien hasta hace pocos años las únicas campanas existentes debía tener una salida de humos, lo cierto es que en la actualidad el mercado ofrece la posibilidad de adquirir una campana extractora sin salida de humos al exterior.

Estas campanas extractoras, al igual que las otras, resultan fundamentales para lograr que la cocina esté libre de malos olores, de humos provenientes de la cocción o cocinado de alimentos o para evitar la fijación de una mayor cantidad de grasas en las paredes de la cocina, en los muebles o en los electrodomésticos.

Pero, ¿cómo son y cuál es el mecanismo de funcionamiento de estas campanas extractoras sin salida de humos? En este post desvelaremos todos los secretos en torno a estas potentes aliadas de la cocina.

Funcionamiento de las campanas extractoras sin salida de humos

Para entender el funcionamiento de las campanas extractoras sin salida de humos primero hay que entender el funcionamiento de las que sí tienen salida de humo. Estas últimas cuentan con unos tubos de PVC que se conectan desde la propia campana hasta el exterior, donde se produce la evacuación del humo, del vapor o de las grasas generadas debido al uso de la cocina.

Entonces llega el momento de preguntarse cómo evacuarán el humo y el resto de sustancias aquellas campanas extractoras que no tienen salida de humos hacia el exterior y cómo logran eliminarlo. En general podemos afirmar que este tipo de campanas consiguen hacer desaparecer el humo y las grasas gracias a innovadores sistemas de filtros de carbono. Aunque también son muy frecuentes los filtros de plasma.

Filtros de carbono VS filtros de plasma

Los filtros de carbono son uno de los sistemas de filtrado de aire más innovadores que existen en el mercado. Por ello, no son solo utilizados en campanas extractoras sino en otros sistemas de carácter industrial. Estos filtros de carbono funcionan de la siguiente manera: absorben el aire que circula en la cocina, lo limpia en el filtro y lo devuelve de nuevo a la cocina totalmente limpio, quedando los restos de grasas y vapores condensados en el propio filtro.

Por ello es necesario cambiar estos filtros entre una y dos veces al año dependiendo del nivel de uso que se le dé a la campana extractora para que purifiquen el aire a la perfección. En cualquier caso el cambio de filtro se realiza de manera cómoda y con ello evitamos la instalación tan engorrosa que a veces suponen las campanas extractoras con salida de humos.

Por otro lado, también es posible encontrar campanas extractoras sin salida de humos con un sistema de filtrado diferente, como son los filtros de plasma. Estos filtros de plasma son muy sofisticados y son más avanzados tecnológicamente que los filtros de carbono. Aunque el efecto a nivel de limpieza de aire es similar, lo cierto es que los filtros de plasma cuentan con un interesante sensor que se activa de manera automática cuando detecta que hay humo o vapores en la cocina.

De esta forma no es necesario estar pendiente de apagar y encender la campana extractora. Además debemos añadirle como ventaja muy interesante que su vida útil es muy superior a la de los filtros de carbono, ya que pueden durar entre 10 y 15 años dependiendo del nivel de uso.

Diferencias respecto a campanas extractoras con salida de humos

Las campanas extractoras sin salida de humos también presentan otras novedades y ventajas respecto a las que sí tienen salida de humos. En primer lugar cabe destacar que es una opción mucho más ecológica, puesto que la emisión de humos y grasas no se vierte al medio ambiente si no que el aire se limpia quedando los elementos contaminantes fijados en el filtro.

También cabe destacar que existe la posibilidad de colocar campanas sin salida de humos en cualquier punto de la cocina, ya que no tenemos que pensar en dónde colocarla para realizar el agujero en la pared que lleve el aire al exterior como ocurre con las que sí tienen salida de humos. Esto da mucha mayor libertad de diseño de la cocina.

Otras diferencias notables radican en aspectos que a priori pasan un poco desapercibidos. Por ejemplo, estas campanas sin salida de humos evitan la entrada de aire desde el exterior a través del tubo de PVC. Con ello se evita la entrada de aire cálido en verano o de aire gélido en invierno. También es importante señalar que son menos ruidosas y que estéticamente parecen más innovadoras.

Como desventaja podemos afirmar que no son demasiado útiles para placas de cocina con potencias superiores a 18kW, ya que generarán una mayor cantidad de humos que hará necesaria la presencia de una salida de humos.

Hosteleria UNO

Hostelería UNO

En Hostelería UNO ayudamos a profesionales del sector de la hostelería. Distribuimos maquinaria, mobiliario, suministros y material de hostelería directamente de fábrica a través de nuestra Tienda online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Don`t copy text!