¿QUIERES QUE TE LLAMEMOS?

Rellena tus datos de contacto y te llamaremos a la hora indicada.


Asadores Eléctricos

Asadores eléctricos industriales profesionales para hostelería. En esta sección podrás ver nuestra gama de asadores de pollo eléctricos ideales para negocios hosteleros. Conoce sus ventajas y características. Posibilidad de Financiación y 2 años de Garantía. 

Asadores eléctricos

Los asadores eléctricos son aquellos que usan la electricidad como sistema para asar y cocinar los pollos que se introducen en el equipo. Estos asadores cuentan con un sistema de espadas en el que se ensartan los pollos por filas de frente a un mural con quemadores de vitrocerámica que cocinan los pollos. También existen modelos que usan resistencias blindadas en lugar de vitrocerámica. Un sistema limpio y eficiente que evita la necesidad de instalar una salida de humos.

Los asadores de pollos eléctricos son asadores fabricados en acero inoxidable para garantizar su máxima resistencia y durabilidad. Estos asadores incluyen un mando de regulación para gestionar el funcionamiento del mismo según las necesidades de cocción de cada momento. Todos los modelos incluyen también unos cristales protectores en la zona frontal.

Para facilitar la apertura de los asadores eléctricos se suele incluir unas asas de apertura aislantes para evitar quemaduras. La luz interior, la existencia de una bandeja de recogida de los jugos de los pollos o el uso de espadas de acero inoxidable también son características comunes a la mayoría de asadores eléctricos.

Existen modelos con capacidad de asar 3 pollos por espada y otros pueden asumir hasta 5 pollos por espada. Y modelos con una capacidad de asar 3 pollos a la vez, los más pequeños; hasta 40 pollos a la vez, en los modelos de mayor tamaño. En cuanto al número de espadas, la cantidad oscila entre 1 y 8 espadas según el tamaño del equipo.

Ventajas de los asadores eléctricos

Los asadores de pollos eléctricos ofrecen ventajas tan interesantes como las siguientes:

Facilidad de instalación

Las máquinas eléctricas para asar pollos ofrecen un proceso de instalación sencillo y rápido a los negocios. Este tipo de asadores tan solo necesitan su conexión a la corriente eléctrica a través de un enchufe para entrar en funcionamiento. Normalmente suele ser necesario la instalación de un cable a tierra, algo que un profesional realiza en poco tiempo.

Menor riesgo

Los asadores de pollos eléctricos son equipos que no necesitan de una instalación de gas para su funcionamiento. Con ello se evita el riesgo que este tipo de instalaciones aportan a los negocios si algo falla en los conductos o si hay alguna avería no detectada a tiempo. Este menor riesgo aporta una mayor tranquilidad.

Eficiencia energética

Los asadores eléctricos que el mercado ofrece en la actualidad son muy eficientes en materia energética. Además de un consumo de electricidad más reducido que los modelos de hace pocos años, el ahorro se multiplica si el negocio cuenta con una instalación de autoconsumo de energía a través de paneles solares. De esta forma la elaboración de los pollos tendría un coste cercano a cero para el negocio.

Los asadores de pollos eléctricos son también unas máquinas muy cómodas para manejar en el día a día y para limpiar tras cada jornada de trabajo. Una opción que cada vez más asadores tienen en cuenta para su negocio.