Vitrinas de helados

Vitrinas expositoras de helados para Negocios de Hostelería. La mejor manera de exponer los helados de cara a los clientes. Heladera Vitrinas Expositoras de helados. 

Vitrinas de helados

Las vitrinas de helados son congeladores verticales u horizontales cuyas puertas acristaladas permiten ver el interior. Algo que los hace idóneos para los negocios hosteleros.

De esta forma podrás emplearlos como expositores de aquellos alimentos que haya que conservar congelados o a muy baja temperatura.

Estos congeladores no se usan como el resto justo porque aquí todo lo que hay en el interior queda a la vista. Es por eso que se usan para cosas especiales.

Por ejemplo, helados, ya que es importante que los clientes o compradores puedan contemplar el surtido disponible antes de escoger el que prefieren probar.

Por qué es útil tener vitrinas de helados

Cada vez somos más conscientes de la importancia de las imágenes para motivar la intención de compra. Sobre todo si hablamos de restaurantes.

Y es que, no es lo mismo pensar en si te apetece o no tomar algo frío, que poder ver abierto un helado cremoso con trocitos de fruta y virutas de chocolate.

Sin duda el segundo caso tiene más posibilidades de despertar el interés del comprador. Eso es algo que a un profesional le facilita mucho la venta.

En las vitrinas de helados las imágenes lo son todo. Es lo primero que captamos y lo que más poder de motivación tiene.

Por eso es tan importante cuidar esas imágenes que ofrecemos en nuestro negocio y sobre todo, mostrarlas en los lugares más transitados.

Eso es justo lo que nos permiten estas vitrinas para hostelería. Ya que solo necesitamos un enchufe para trasladarlas donde más conveniente resulte.

En qué negocios son más útiles las vitrinas de helados

Los helados pueden ser productos gancho para algunos negocios como las cafeterías y opciones obligatorias para otros como los restaurantes y obviamente las heladerías.

Durante el invierno son perfectos mezclados con chocolate caliente o acompañando a diversas tartas. Pero en verano tampoco hay que dar por hecho que los venderás igualmente en tu restaurante.

Estos expositores fríos conseguirás que lo que podría ser un pequeño helado, se convierta en una copa exótica de varios sabores. Verás así como tus ventas aumentan sin mayor esfuerzo.

Aprovecha tus vitrinas de helados para ofrecer presentaciones de copas, helados elaborados u otros más especiales. De esta forma te servirá para tentar a los comensales que acudan a tu negocio.

Seguro que algunos de ellos ya tendrán escogido el postre antes de empezar con el primer plato y todo gracias a las vitrinas de helados.